Escapada rural en Alicante

A la hora de planificar una escapada rural en Alicante, existen múltiples opciones para convertir tus vacaciones en una experiencia relajante e inolvidable. Tanto si buscas un destino costero como si prefieres un lugar próximo a la montaña, en ambos casos, la provincia alicantina ofrece una amplia variedad de actividades y localidades por descubrir.

Si deseas conocer más acerca de esta propuesta, no dudes en echar un vistazo a los destinos que te proponemos a continuación. Si quieres conocer más, puedes entrar en Oasis Hunters.

Escapadas rurales en Alicante

La provincia alicantina se caracteriza por satisfacer la variedad de gustos de todos sus visitantes: ofrece sol y playa, montaña, actividades culturales y una gastronomía muy variada, con deliciosos platos típicos como la pericana o el arroz a banda.

A continuación, te proponemos algunos destinos en la provincia de Alicante que no te dejarán indiferente.

Escapada rural en Altea

Altea es un municipio y localidad ubicada en la comarca de la Marina Baja. Es considerado, popularmente, como uno de los pueblos más bonitos de la Costa Blanca. Si planeas llevar a cabo una escapada rural romántica en Alicante junto a tu pareja, os recomendamos pasear por su casco antiguo. En él podréis visitar multitud de monumentos y enclaves preciosos, entre los que se encuentran:

  • Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo: este templo religioso se sitúa en el punto más elevado de la localidad. Fue construido a finales del siglo XIX y posee dos cúpulas de estilo neobarroco, decoradas con azulejos azules típicos levantinos.
  • Mirador de Cronistas: ubicado a escasos metros del anterior monumento, es un lugar privilegiado para disfrutar de unas increíbles vistas de la localidad y de toda la Bahía de Altea.
  • Torre de Bellaguarda: levantada sobre los restos de una antigua torre defensiva, datada de la Edad Media.
  •  

Además de su patrimonio histórico, Altea se caracteriza por un entorno natural espectacular en el que  llevar a cabo deportes acuáticos como el kayak, buceo, vela o submarinismo.

Iglesia Nuestra Señora del Consuelo. Fuente: Visit Altea (web de turismo de Altea de la Comunitat Valenciana)

Iglesia Nuestra Señora del Consuelo. Fuente: Visit Altea (web de turismo de Altea de la Comunitat Valenciana)

Escapada rural en El Castell de Guadalest

El Castell de Guadalest fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1974. Está formado por dos barrios:

  • Barrio del Castillo: ubicado en lo alto de la peña. En él podrás encontrar murallas de origen musulmán, construcciones totalmente adaptadas al entorno y puntos de interés como la Casa de Oruña, una vivienda nobiliaria del siglo XVII.
  • Barrio del Arrabal: surge por el aumento de la población, la cual se traslada a las faldas de la montaña. Se constituye como un barrio moderno con comercios hosteleros, tiendas y museos.

Además de disfrutar de este pueblo de raíces musulmanas, podrás dar un paseo por el embalse de Guadalest. Existe una ruta sencilla que rodea al pantano y que puede realizarse en cualquier época del año.

El Castell de Guadalest. Fuente: El Castell de Guadalest (web del ayuntamiento)

El Castell de Guadalest. Fuente: El Castell de Guadalest (web del ayuntamiento)

 

Escapada rural en Benissa

Benissa es un pueblo de la comarca Marina Alta, con un centro histórico cosmopolita y un estilo medieval. En sus calles, encontramos monumentos y emplazamientos importantes como la Placeta de l’Església Vella, en la que, antiguamente, se encontraba la iglesia- fortaleza de San Pedro. En la actualidad, en la plaza se replica el portón de entrada a la iglesia y se puede imaginar su aspecto original a través de una imagen pintada sobre un azulejo. 

Tampoco puedes perderte su paseo ecológico y sus seis rutas subacuáticas de snorkel, en las que podrás disfrutar de sus preciosos fondos marinos.

Cala Pinets (Benissa). Fuente: Benissa, web turismo

Cala Pinets (Benissa). Fuente: Benissa, web turismo

 

Escapada con niños en Alicante

Si viajas con niños…¡no te preocupes! En la provincia levantina existen localidades con actividades aptas para toda la familia. Aquí te dejamos algunas de ellas:

Escapada rural con niños en Santa Pola

Santa Pola es un municipio de la comarca del Bajo Vinalopó. En él podréis llevar a cabo variados planes en familia, como degustar su tradicional y variada gastronomía, basada en pescados y mariscos de la bahía. O visitar la Isla de Tabarca, declarada Conjunto Histórico Nacional en 1964, la única isla habitada de la Comunidad Valenciana. Desde el puerto de Santa Paola, existen embarcaciones que conducen durante todo el año a esta isla.

Ubicado en la localidad, se encuentra el parque de atracciones Pola Park, abierto todos los días desde el 30 de junio al 31 de agosto. En él los más pequeños pueden pasar un rato divertido disfrutando de castillos hinchables, minigolf, parque de bolos o un salón de juegos recreativos, entre otras muchas atracciones.

Alrededores de Santa Pola (sierra y cabo). Fuente: Turismo de Santa Pola

Alrededores de Santa Pola (sierra y cabo). Fuente: Turismo de Santa Pola

Escapada rural con niños en Guardamar del Segura

Guardamar del Segura se sitúa en la comarca de la Vega Baja del Segura, en la costa sureste de la provincia. Cuenta con un gran patrimonio arqueológico y cultural, entre el que destaca la Iglesia de San Jaime o el Castillo de Guardamar.

Uno de los mejores planes para hacer con niños es visitar sus dunas. Podréis disfrutar de una tarde de playa observando a numerosas especies de aves migratorias que suelen descansar en estos humedales. ¡Una oportunidad para conocer la fauna de la zona en familia!

Dunas de Guardamar del Segura. Fuente: Turisme Guardamar

Dunas de Guardamar del Segura. Fuente: Turisme Guardamar

¡En Oasis Hunters te sorprenderemos con una escapada rural secreta!